Empoderamiento y Vulnerabilidad, Actitudes para Ser Exitoso en la Vida

Acaso se debe priorizar en relación a estos términos, o será que se nos enseñó que se debe escoger la fortaleza ante la sensibilidad; y mostrarse poderoso antes de abrirse.

Este Post está dedicado y dirigido mayormente a líderes, incentivadores, motivadores, emprendedores, influenciadores, personas que son ejemplo para su familia, entre otros. Quiero comenzar con una pregunta, es mi manera preferida de abordar la mayoría de mis escritos. ¿Te has encontrado en un momento o situación donde no sabes qué hacer?, te dices: ¿Qué es lo que te ocurre? ¿Dónde está la persona que siempre has sido? ¿Por qué estás experimentando estas sensaciones extrañas?. Entonces, tomas un instante, respiras, y haces una evaluación de la trayectoria de tu vida y ves “TU LUZ”, te sientes como una estrella porque te enorgulleces de todo lo que has logrado, sabes que eres exitos@, te sientes tranquil@, te analizas a ti mism@ y sabes que eres una persona capaz de hacer posible lo imposible, que tienes confianza y fe en todo lo que emprendes, que eres perseverante, y lo más importante es que la mayoría de las veces has demostrado una actitud positiva y arriesgada, todo ello siempre ha sido un factor motivador y de ejemplo a los demás, es decir, te convertiste en una persona empoderada, lo que ha atraído una cantidad de personas a tu alrededor que te admiran, valoran, estiman, te ven como una especie de líder; sin embargo, hay “algo” que te hace sentir como diferente, te toca el alma y te hace pensar, comienzas a cuestionarte porque sientes una incomodidad, una especie de tristeza, de repente también experimentas inconformidad y hasta mal humor, es una gama de muchas sensaciones de baja frecuencia, no sabes cómo enfrentar todas esas emociones porque se supone que eres esa “figura de importancia y fortaleza” ante los demás, será acaso que esas emociones son normales y están relacionadas con la vulnerabilidad.

Si en este momento te dijera que cierres los ojos e imagines esa escena, donde seguramente te ves a ti, o imagíname a mí (si quieres), eres un “observador” visualizando una conversación entre un angelito y un demonio, tal cual, esta es la escena por la que tal vez has pasado muchas veces, pero que no te habías dado cuenta antes, ya que seguramente te decías, fuera esas imágenes, fuera esos pensamientos, ya va, “Yo Soy” una persona ecuánime, segura, exitosa, importante, ejemplo, líder, no puedo decaer, muchas personas dependen de mí, ese demonio quiere hacerme dudar, eso es malo, tengo que levantarme. Y resulta, que todas esas veces te estabas presionando, estabas exigiéndote, querías dar de más, tenías si porque sí ser el de siempre, no te permitías equivocarte y fallar; paso el tiempo, y llegas a este momento donde te sientes extraño y te haces esas preguntas de las que te hablé al comienzo de este Post.

Cuando una persona sólo experimenta un extremo o una realidad de la vida, suele suceder esta situación y cada vez en la que la pasamos como desapercibida y no hacemos caso, se vuelve más arraigada psíquica, enérgica y emocionalmente; y, es cuando “Bum”, explotan todas esas emociones, ya que tu psique y mente no las soporta más, y ocurre lo inesperado, te sientes paralizado e inestable (o en algunos casos hasta sintomatices en el cuerpo). Estar o experimentar la vida desde ese lado, un punto de vista que creemos positivo y necesario (el empoderamiento), muchas veces nos hace caer en lo que llamamos los “extremos o fanatismos”, estas experiencias son poco sanas para nuestra psique y nos hace ver ante uno mismo y ante los demás como “perfecto” o como “increíble” (un superhéroe), por lo que simplemente podemos caer en soberbia y estar alimentando al “EGO”, quien nos hace ser menos humanos y más maquinas,  con esta actitud nos pueden llegar a idolatrar; lo que siento con todo esto es que el objetivo que busca un motivador y líder se pierde, porque se aleja de la realidad de muchas personas.

Precisamente no hay mejor ejemplo, líder, motivador o persona influenciadora que se vea y se sienta ante los demás como humana, es decir, que tenga una vida normal y corriente como todos, que muestre sus cualidades, fortalezas, habilidades, conocimientos, entre otros, pero que también saque a relucir su sensibilidad, errores, caídas, debilidades, luchas, tropiezos, etc.; de eso se trata la vida, de subidas y bajadas, todo es un ciclo, estamos aquí aprendiendo y experimentando diversas situaciones, unas serán agradables y otras menos, sentiremos alegría y que estamos en el cielo y en otros momentos pasaremos tristeza, dolor y adversidad. Si queremos un real, vivo y mayor ejemplo, es la vida del maestro “Jesucristo”, que nos enseñó y dejó como legado en la biblia, quien no crea en Dios y en lo espiritual o en él, igual no puede negar que Jesús fue un gran líder como persona, ya que demostró su compasión y amor por todos sin importar distinción, y también paso por pruebas y tentaciones donde se sintió y se le vio vulnerable.

Hay que llegar a comprender e internalizar que SER una persona empoderada no significa que es menos humana, debido a que eso es lo que nos hace diferentes a los otros seres vivos, como humanos sentimos y razonamos, tenemos emociones, las cuales nos hacen comportarnos de diferentes maneras y asumir ciertas posturas ante las situaciones que vivimos y experimentamos. Como Ser humano puedo llegar a sentirme frustrado, impotente, desmotivado, débil, molesto, confundido, inestable, perdido, desilusionado, tengo derecho a equivocarme, caerme, sentir dolor y hasta preocuparme por algo que no sé cómo resolver en el momento; el detalle está en lograr ver más allá y encontrar las soluciones y salidas de esa situación o adversidad, ya que sabemos que todo es temporal y siempre pasa. Como diría el Psicólogo Jorge Bucay, “no es lo mismo acampar en la carpa del dolor y luego irse, que construir una casa y quedarse viviendo en el sufrimiento”, en la vida en algún momento tenemos ese derecho de sentir “vulnerabilidad”, porque esa actitud es parte de la humanidad, el ser vulnerables impacta en la psique y desarrolla la sensibilidad, la compasión y hasta la empatía, cualidades, valores, principios y virtudes que hoy están carentes en la sociedad y en peligro de extinción, en muchos líderes y personajes que son ejemplo para su país y para el mundo.

Entonces, si ambos lados o perspectivas de la vida, tanto el empoderamiento como la vulnerabilidad, nos hace humanos y más sensibles, porque es que nos cuesta aceptarlo, será que no se nos enseñó esto, o es que tenemos algún detalle que revisar en lo interno, ¿qué es lo que nos hace engañarnos?, pues mis amados lectores, lo que nos hace ciegos es el MIEDO, esa sensación que va creciendo en el tiempo y luego se convierte en emoción, si, así es, todo aquello que nos desequilibra y hace que seamos menos humanos, es todo lo contrario al AMOR, el miedo es el enemigo del amor, cuando sentimos amor, tenemos compasión, sensibilidad y empatía primero por uno mismo y luego por los demás, es decir, sólo así podemos colocarnos en los zapatos del otro, como dice el dicho, sólo así logramos ver en el otro nuestras propias debilidades, esas experiencias que alguna vez pasamos también, entonces podremos SER UNO en el todo, eso es la humanidad.

Y para culminar este Post les dejó para que lo busquen y escuchen un tema de la Madre María Teresa de Calcuta, su canción se llama “El Hijo del Planeta”. Aquí dejó el coro de la canción y parte del tema:

Cuando te encuentres sereno y contento 
En cualquier lugar del mundo
Cuando todo lugar sea tu país
Cuando no teniendo nada
Sientas que lo tienes todo
Cuando en la opulencia luzcas humilde
Cuando puedas devolver el bien por mal
Sin importar a quien
Y veas a tu hermano en cada ser…
… Entonces serás un hombre, serás una mujer,
Serás un SER que alcanzó la humanidad
Serás un hijo del planeta
Serás un SER que alcanzó la humanidad.

Letra: Madre Teresa de Calcuta, Mùsica: Joakin Bello, Canta: Paula Monsalve

Atentamente, se despide su escritora y motivadora Osmely Ramírez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s