Comunicación, Feeling, Atracción o simplemente Conexión

Primera Parte: “Explicación y respuestas desde la bioquímica y el enfoque científico”.

Con este Post o artículo quiero despejar ciertas dudas o traerte luz y respuestas sobre algunas preguntas que en algún momento debes haberte hecho cuando por varias oportunidades has coincidido con personas en las que te sientes como perdido, que no encajas, o que en algunos casos sientes hasta un leve rechazo o incomodidad cada vez que te lo encuentras o cuando simplemente entablas una conversación, también sientes que por más esfuerzo que realizas o la actitud que asumes igual hay como “algo” que no lo sabes comprender y que hace como que no “fluya” la relación y entonces decidas alejarte; o tal es el caso de que ocurra todo lo contrario, es decir, que esos encuentros, coincidencias, conversaciones, llamadas, ese contacto por cualquier vía de comunicación resulta que te genera alegría, tranquilidad, placer, paz, motivación, agrado, simplemente un bienestar que te hace sentir pleno, por lo que la relación comienza a fluir y va afianzándose con cada compartir y entonces hay una evolución constante, se despierta tu interés por conocerla más y te permites dar desde la confianza y seguridad. Ante estos acontecimientos es cuando seguramente te has hecho las siguientes interrogantes:

¿Por qué me siento así cada vez que estoy con fulano(a)? ¿Huy es qué cuando veo, escucho y  me tropiezo a esa persona no la soporto? ¿Cónchale fulano(a) es tan agradable conmigo pero es que no sé qué es lo que me ocurre que no logro conectarme? ¿Qué pasa qué fulano(a) me genera estas emociones? ¿Qué será lo que está pasándome con ciertas personas, por qué con unas logro tener feeling pero con otras no? ¿Por qué será que con esa persona me siento tan bien?

Bueno en primer lugar, te cuento que todo esto que te comparto forma parte de mis propias experiencias, y en segundo lugar también están referidas a la observación y aprendizaje de las experiencias de otras personas muy cercanas; estas vivencias fueron las que me llevaron a realizar una investigación más profunda y científica sobre este tema, aunado a los conocimientos adquiridos a lo largo de mis estudios individuales dentro de la psicología y el crecimiento personal. Todo ello me hizo comprender, poder encajar y armar todos las piezas de ese rompecabezas que se había formado por las interrogantes que pasaban en mi mente, paso a paso fui construyendo, confiando y desarrollando desde la intuición, la cual desde mi perspectiva considero es un don especial que tenemos los SERes humanos y que muchas veces no “escuchamos” o dejamos que nos guíe, hasta que pude dar con las respuestas, con esa luz que te abre el entendimiento y te hace decir, claro, ahora es que comprendo todo perfectamente.

Neuronas espejo

A continuación te iré mostrando las respuestas que llegaron gracias a esa búsqueda que emprendí en aquel momento de mi vida:

Que ocurre cuando sentimos cierta atracción, feeling o conexión con otra persona (resulte una amistad, un encuentro pasajero o momentáneo, un noviazgo, un alma afín o gemela, yugos iguales), esta situación se debe a que dentro de nosotros está ocurriendo un proceso bioquímico, estos acontecimientos se generan en nuestro cerebro por medio de unas neuronas llamadas “espejo”, ellas activan la “empatía” son las causantes de que dos personas se sientan identificadas la una a la otra, es allí donde se activan una serie de neurotransmisores que van elevándose, de los cuales hablaremos más adelante, y entonces aparecen los conocidos “sentimientos” esas sensaciones extrañas, que no provienen específicamente del corazón, sino del cerebro (esta es la causal determinante de la atracción). Las neuronas “espejo” son las responsables del aprendizaje, sin ellas no habría posibilidad del mismo, ellas también pueden estar implicadas en el proceso de simulación de las intenciones de los demás; es decir, ellas nos ayudan a observar e identificar como y porque está actuando una persona de esa manera, otra cosa importante es que están involucradas con las “emociones” y las “sensaciones” de esa otra persona o de los demás. Este proceso de empatía abre la posibilidad de que nos coloquemos en el lugar del otro frente a determinada acción, sensación o sentir, podemos percibir lo que el otro siente; es como un reflejo del otro que se manifiesta mediante la activación de ese proceso psiconeurológico, lo cual son acciones necesarias para romper esas barreras que surgen entre dos personas.

Entonces, voy a proceder a hablarte de los sentidos y de su vinculación con la activación de los “neurotransmisores”. Quiero comenzar a hacerte una aseveración que puede ser refutada, y esta tiene que ver con el corazón, ante esta explicación anterior sobre los sentimientos, se puede decir que el corazón se encuentra en la mente o en nuestro cerebro, es decir, que es en el cerebro donde ocurre los inicios del proceso de empatía y de la aparición tanto de las emociones como luego de los sentimientos, imagino que esto debe ser nuevo para ti. Ahora bien, si los sentimientos se despiertan o generan en el cerebro, ¿cómo es que estos aparecen?, este fenómeno ocurre por medio del papel que juegan “los 5 sentidos (vista, olfato, oído y gusto), ellos actúan y transmiten información que va a favor o en contra de ese “proceso de atracción, feeling o conexión”.

Bioquimica

La vista, que activa el instinto se conecta a eso que te gusta (este sentido es el primordial para las personas que son visuales), va ordenando o codificando lo relacionado a las características y cualidades que tenemos del estereotipo y comportamiento (el ojo registra el lenguaje corporal que dice más que las palabras según los expertos) del tipo de personas que nos agradan.

El olfato, es el que se encarga de detectar las señales químicas naturales que emanan del organismo, es decir los olores que percibimos durante cada encuentro (y muchas veces este puede ser agradable o desagradable, todo depende de esas creencias o reglas que alojamos en el inconsciente), en este proceso participan las feromonas, ella evalúa la físico genética del emisor y es quien es el causante de la respuesta física del receptor. Haciendo un paréntesis para explicar algo que durante este proceso ocurre en la particularidad del enamoramiento o cuando la mujer y el hombre se sienten atraídos el uno por el otro; aquí sucede algo que es llamado por la ciencia como el “Proceso de Histocompatibilidad”, (son moléculas del Complejo Mayor de Histocompatibilidad, CMH). En este proceso emerge la ley de que los opuestos se atraen, bioquímicamente y energéticamente, ambos sexos buscan inconscientemente debido a su naturaleza (así como ocurre con los animales), una genética sana para poder procrear, es decir, los genes que producen inmunidad, ya que éstas moléculas combaten las enfermedades.

La histocompatibilidad es un proceso que identifica la identidad o semejanza inmunológica entre los tejidos de un donante y el receptor del injerto. Se manifiesta la proximidad y el efecto de exposición de cercanía y la cotidianidad. Se produce la química cerebral que proyecta la personalidad la cual está asociada al comportamiento de nuestras hormonas y neurotransmisores.

5 sentidos

El oído, es el responsable del condicionamiento sobre la atracción y conexión. Es el que identifica el tono de voz del opuesto o de esa otra persona y lo que éste intenta transmitir durante el mensaje, este sentido es primordial para aquellas personas que su comunicación principal es ser auditivas. En los hombres (que son más testosterona) el tono de voz que ellos buscan o les agrada es una voz sensual, aterciopelada, se podría decir que angelical; mientras que las mujeres (que son más oxitocina) buscan o les agrada un tono de voz agudo, grave, lo que ellas llaman varonil, que exprese o les transmita fuerza. Por el oído también llega la “palabra” aquello que se dice y como y de qué manera se dice, esto es sumamente importante a la hora de comunicarse, ya que el oído capta toda esta información para luego ser procesada en el cerebro; en relación al tema de la palabra quisiera compartirles una información o conocimiento que adquirí en la lectura de un libro llamado “Los 5 Lenguajes del Amor” de Gary Chapman, un libro fenomenal súper interesante que habla de esos códigos importantes que hay que conocer a la hora de transmitir la “palabra” porque existe un lenguaje llamado “palabras de afirmación”, este es el tipo de lenguaje que algunas personas manejamos a la hora de comunicarnos (en mi caso es mi principal lenguaje).

El tacto, es aquel que emite señales químicas al cerebro por medio de la percepción que siente la piel, es la parte que activa la sensibilidad en el cuerpo, aquí se manifiesta el lenguaje del tacto del que también habla Gary Chapman en su libro, como el 5to lenguaje de comunicación y que algunas personas también lo manejan ya sea como su principal o como es mi caso es mi segundo lenguaje. En el toque participan acciones como: un abrazo, un apretón de manos, una palmada en la espalda, un saludo, un beso amistoso, un beso apasionado, hacer el amor o tener sexo, entre otros. Si nos referimos a los besos específicamente en este contacto el cerebro identifica el olor o aliento de la otra persona, el sabor de los labios. Es que este sentido es sumamente importante ya que a través de él el torrente sanguíneo puede elevarse o disminuir su frecuencia, el responsable de este proceso químico es la “norepinefrina” que actúa como una hormona o neurotransmisor para liberar la Glucosa en el organismo, que hacen que se eleve el ritmo cardíaco y se bloquee el tiempo, lo que también aporta mejoría a la memoria o en algunos casos trae como consecuencia que la persona experimente momentos de despiste o de olvido de ciertas cosas (ocurre cuando la persona se encuentra en el nivel de placer o felicidad).

neurotras

En este momento, hablemos de las hormonas y neurotransmisores que actúan en el proceso bioquímico que genera la magia de la atracción o la conexión de la relación entre dos personas, y esa magia se da porque depende de la susceptibilidad del receptor. Los mensajes químicos que envían dichos protagonistas al cerebro ocurren gracias a la intervención de las feromonas, la testosterona, la norepinefrina, la dopamina, la serotonina, la oxitocina y el estrógeno, existen otros, pero estos son los más relevantes. Las feromonas son conocidas como las que activan el sexto sentido, son las emisoras de la comunicación silenciosa (juega un papel primordial para generar la confianza), es el que desborda también ese perfume natural que emana de los cuerpos. La testosterona que acciona sobre el carácter de la persona pero también sobre el sexual, es la hormona de la analítica directa, es decir, la que ordena, penetra, es la que se revela como esa energía masculina, fuerte, decidida, la que lleva el control; es la hormona o neurotransmisor estimulador y motivador (en el caso de las parejas es quien despierta el apetito sexual). La norepinefrina, ya más atrás te había comentado algo de ella, sin embargo, te agrego que es la que libera las neuronas simpáticas, un alto nivel incrementa las contradicciones, activa la atención y respuestas cerebrales lo que hacen que la persona reaccione mediante un acto de huida o de perseverancia y lucha. La dopamina, esta sustancia hacen que en el cerebro se ejecute la función motora del cuerpo, despierta en el organismo la curiosidad y la sensación energética que te lleva a realizar nuevos comportamientos y a cambiar tu conducta, en fin es la responsable de la capacidad cognitiva y de impulsar la motivación, el humor, el aprendizaje y una emoción bien importante “el placer y la pasión”. La serotonina, genera una conducta en el ser humano de cautela y activa la planificación, la creatividad, te hacen sentir alegre, te hace acercarte al nivel de la felicidad, mientras más serotonina reciba el cerebro más feliz estarás, y por ende, impacte positivamente sobre tu salud. La oxitocina, la llamada hormona del “Amor”, es la responsable de que las relaciones se afiancen, la culpable del enamoramiento que luego hacen que se convierta en estabilidad amorosa, porque actúa generando un vínculo muy intenso y profundo en las parejas, es esa que estrecha la unión entre el hijo y la madre, ya que aparece desde el primer momento de la gestación. El estrógeno, es aquella conocida como el neurotransmisor que impulsa también la empatía y la sociabilidad entre las personas y las diferentes relaciones.

Continuará…Pendiente de la próxima parte!!!

Atentamente: Su fiel y leal escritora Osmely Ramírez

 

Anuncios

Un pensamiento en “Comunicación, Feeling, Atracción o simplemente Conexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s