El Rol del Amor en las Relaciones

En este Post deseo compartir contigo el papel preponderante que juega o tiene el “Amor” dentro de todas las relaciones humanas, desde mi experiencia y conocimiento les haré llegar mi perspectiva para trabajar y crecer en referencia a este tema y poder manejar mucho mejor nuestra actitud y acción cuando nos relacionamos con los demás y aún más con los SERres que más amamos: esposo, pareja, mamá, papá, hijos, hermanos, amigos, entre otros.

Para comenzar primero quiero hacerles reflexionar en una pregunta, ¿Que es el “Amor”? ¿Qué visión tienes tú sobre el “Amor”? ¿Crees que el Querer es lo mismo que el Amor? O tal vez tienes una separación de ambos términos (lo cual desde mi opinión considero que el “querer” no es un sentimiento, yo lo relaciono a la posesión de algo), esto es lo que la mayoría maneja según lo que he observado, y lo que anteriormente creía era el deber ser. Entonces, en primera instancia, voy a definir lo que es el “Amor” desde la perspectiva de algunos expertos en la materia, y por otro lado, les daré mi visión la cual es una construcción de mis experiencias sumado a lo que he leído y estudiado sobre este tema de gran importancia.

amor

Según el autor Ananga Ranga, en el libro “El Teatro del Amor”, define al “Amor” como que éste no es una actitud estática, es decir, rutinaria. El amor es un continuo ejercicio, ocupación, superación, ingenio, todo ello unido para mantener encendida la llama que lo mantiene vivo y despierto, evitando así que muera de tal manera que se mantenga la relación en una constante renovación e innovación.

Deya Cano en un articulo de su página web dice que “el amor es sin duda el lenguaje universal, que científicamente y de forma general se produce en la ínsula y el núcleo estriado del cerebro y no en el corazón, afirma una investigación de la Universidad de Concordia. Pero la manera en la que se demuestra sí es muy personal y diferente”.

De igual modo, Gary Chapman, terapeuta de parejas y autor de “Los cinco lenguajes del amor”, afirma que existen cinco maneras generales en las que se puede expresar, por lo tanto, dicha forma en la que entiendes y demuestras el amor puede ser diferente a la de la otra persona.

Ahora les daré mi perspectiva, el “Amor” en primer lugar es una decisión más no un sentimiento, obviamente el amor está conectado a una fuerza creadora capaz de moverte o empujarte a hacer cosas que jamás imaginabas, el amor al comienzo nos impulsa a que en nosotros nazca una serie de emociones de alta frecuencia o agradables (a esto le llamamos sentimiento), el amor hace que nos acerquemos a nosotros mismos, ya que es parte de esa esencia interna que tenemos como SER y la cual nos acerca a eso que llamamos DIOS. Para conocer el “Amor” considero sería maravilloso elegir o decidir practicar algo que muchos dicen y que incluso es un versículo bíblico, el amor comienza por amarnos a nosotros mismos para luego poder amar a los demás, por lo cual, el amor puede ante este contexto parecer egoísta a los ojos de otros, ya que tú te pones en primer lugar y evalúas cómo te sientes; entonces, si realmente lo que sientes es tan fuerte y que te hace sentir pleno, seguro, confiado, sereno, te puede llevar a tomar acciones para “DAR” todo en una relación (sea cual sea). El “Amor” es un proceso que tiene sus fases, y es conocido que durante este trayecto se estimulan una serie de neurotransmisores en el cerebro que tienen un efecto en lo físico en el cuerpo y que repercute y crea un ambiente positivo a nuestro sistema inmunológico.

Relaciones

En cuanto al tema de las relaciones, puedo decirles que éstas llegan a nuestra vida como espejos de nuestra Alma, ellas vienen a mostrarnos un reflejo de nosotros mismos y que de alguna manera está oculto, toda relación te hace crecer, viene para dejarte siempre un aprendizaje, y cuando te manejas desde ver al otro con la lupa del “Amor” y el respeto todo funciona muy diferente. La persona involucrada en una relación ya sea amistosa, amorosa o familiar, debe ver al otro como su igual, desde la armonía, es decir, sin competencia, en donde lo más relevante sea comprender al otro, y esto es colocándose en sus zapatos, sin temer al rechazo ni al sentirse superior; la persona que decide AMAR cede el espacio al otro, deja de dramatizar o actuar desde el emocionalismo (rabia, frustración, tristeza, orgullo), específicamente deja de ser el necesitado. Cuando decides que actúe el “Amor” buscas la armonía, la resolución del conflicto o incidente, te esfuerzas por llegar a un acuerdo siendo humilde y dejando de ser mezquino, esta actitud sencillamente refleja un nivel mayor de consciencia. El “Amor” siempre va más allá de la simple apariencia nos conecta con algo tan sublime que es difícil de explicar, es como parte de un milagro, algo que es invisible e inmaterial, es algo que te mueve y te hace actuar de manera automática, se puede decir o comparar con algo divino, y en lo particular lo afirmo, ya que el “Amor” proviene de DIOS, por eso anteriormente les indique que esta fuerza es mucho más que una emoción, es como la fuerza de la naturaleza, y por ello el “Amor” está ligado al desapego, y aquí es donde entra el tema del “Querer”, puesto que cuando hay apego en las relaciones la persona actúa desde la posesividad del otro, es como que se siente dueño y por ello su conducta es de controlar y manipular.

El verdadero “Amor” ese que proviene de DIOS y de la naturaleza, ese que se observa en el proceso de creación de cualquier especie viva, o desde la creación magnánima del Universo, siempre estará en total comunión y koinonía con el otro, la persona que lo interioriza y lo siente muestra o expresa una actitud sensible, decide tener un comportamiento sin hacer juicios del otro, actúa desde la honestidad, en la comunicación prevalece el afecto, la atención, el aprecio, la intimidad, lo cual sentaría las bases primordiales y necesarias para que toda relación funcione en el largo plazo; esto no es más que sembrar eso que hará fortalecer los lazos de la sincronía y la empatía, la conexión de un alma a otra. En cambio cuando dejamos que sea el apego el que interfiera, comenzamos a tener la necesidad de controlar, insistir, convencer, la persona se desespera, y se opone a cambiar de actitud, esta manera de reaccionar es desde el EGO, un gran monstruo que va carcomiendo o socavando las bases de las relaciones, dejamos perder nuestra verdadera esencia y nos sumergimos en el MIEDO y el temor (que sería lo contrario del AMOR).

amistad

Para que se manifieste el “Amor” considero que debe existir la Pasión, otro elemento sumamente esencial a la hora de tomar una actitud de compromiso y fidelidad hacia el otro, éste es como el combustible del “Amor” que inyecta en la persona una vibración que impulsa todo su SER y ésta a su vez puede dar un valor agregado, o motivarse a dar el “extra” en los momentos de mayor adversidad, inestabilidad, incertidumbre, desacuerdo, conflicto, es aquello que mueve ese motor que te mantiene incentivado dentro de toda relación. Cuando unimos el “Amor” y la “Pasión”, se produce una alquimia llamada “Éxtasis” definida por los occidentales como acciones que te llevan al servicio hacia los demás debido a un nivel de consciencia elevada, es la alquimia de los sentidos, que hace que la persona que lo experimenta le demuestre al otro su “Amor” mediante hechos concretos, figurativos, musicales, simbólicos o artísticos, es la total entrega sin condiciones ni expectativas.

Entregar, apostar o DAR lo mejor de ti en una relación equivale a experimentar la totalidad, eso llamado “Amor”, la única MAGIA y fuerza potenciadora que existe en el Universo, la cual es eficaz, eficiente, leal, capaz de hacer posible lo imposible, de crear espacios de paz y armonía. El “Amor” deja atrás el ODIO, transmuta todo lo negativo, transforma lo oscuro en Luz, le da color al ALMA, al Corazón, a tu vida, borra las preocupaciones, te libera de las emociones que restan la energía y salud del cuerpo, disminuye las turbulencias emocionales, cambia el pasado por un presente lleno de esperanza, calma los pensamientos acusadores, evita la toxicidad de las relaciones; ante esto, debemos disponernos confiadamente a que nuestras relaciones se desarrollen como deben ser, y esto no es más que desde la internalización del “Amor” hacía sí mismo para luego trasladarlo y poner en práctica el “Amor” hacía el prójimo y hacia ese SER amado que merece que le entregues tu totalidad.

Atentamente, su apasionada escritora Osmely Ramírez.

Reflexión: “el AMOR: es la proyección y la fisionomía del Universo, es el lienzo conector, es la materia y la energía de la que el SER humano fue creado, es el lenguaje del Alma, es la mejor experiencia que te lleva a la realización del ser, de tu esencia, es el hilo que te mantiene conectado a la Matrix, al mundo, al Todo”…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s