Rabietas, pataletas, malcriadeces, manipulaciones, mal humor, o simplemente frustraciones!

El tema de este post es bastante denso e interesante, por lo que requiere de varias publicaciones para desarrollarlo y proporcionarle a ustedes mis lectores y específicamente aquellos que son padres herramientas claras y precisas para manejar estas situaciones que son bien cotidianas en cualquier niño o niña a lo largo de su crecimiento (nuestros hijos, sobrinos, primos, amiguitos, etc).

Parte 1…

¿Todas estas palabras generan alguna resonancia en tus oídos? ¿ Se te asemejan a alguna situación que hayas vivido o estás viviendo?. ¿Que es lo que realmente estas acciones realizadas por nuestros niños(as) nos quieren mostrar o qué es lo que detrás de ellas expresan?

Rabietas1

Lo que me propongo con este tema en esta oportunidad, es traerte parte de una de las particularidades e intereses que a mí como MADRE me surgieron y me llamaron la atención desde los primeros meses de edad de mi bendición (mi hija), y es que es una de las muchas experiencias que viví, que sigo viviendo y que disfruto todavía, incluso a estas alturas de la vida cuando ya mi regalito cuenta con 7 años cumplidos, y lo más cumbre de todo esto es que probablemente sigan ocurriendo hasta un poco más de tiempo; es decir, pudiéndose alargar éstas vivencias hasta los 10 años aproximadamente (según algunos expertos en la materia). Así que, amada madre o padre que me lees quiero informarte en primer lugar, que ésta es una etapa normal y larga, la cual puede extenderse aún más, ya que todo dependerá mucho de tí misma(o), en particular porque tu papel como orientador, guía y arquetipo (ejemplo o figura a seguir) es primordial o mejor dicho esencial, esto debido a que sí tú no asumes la responsabilidad del mismo y el apoyo que el niño(a) necesita en esta etapa básica de su crecimiento, tu hijo puede llegar a la adolescencia e incluso hasta la adultez siendo un niño(a) rabioso, malcriado, manipulador y pare de contar todas las etiquetas que le asignamos a las diferentes acciones, comportamientos y conductas que sencillamente están relacionadas y vinculadas a la llamada FRUSTRACIÓN.

Entonces, al no tomar cartas en el asunto y hacerte responsable de tu labor como Madre o Padre, tendrás y habrás formado o CREADO un adulto emocionalmente inmaduro, un niño totalmente frustrado y atrapado en un horrible cuerpo adulto y del que seguramente quiere desprenderse u ocultarse; salir corriendo contra todo y todos enfrentándolos y haciendo daños y destrozos por doquier, y lo más grave de esto haciéndose daño a sí mismo. Considerando todo el relato anterior, te aseguro que imaginaste y visualizaste esas escenas en el que ese niño(a) que te interesa pudiera llegar a convertirse, o tal vez te vez a tí misma(o) o se te parece a alguien que conoces; y es que de eso se trata este post, quiero que VEAS a tu hijo, pero también quiero que te veas a TÍ MISMA(O), créeme que tu hijo es un ESPEJO y reflejo de tí misma(o), visto que tú eres el responsable de ese SER que formaste y que en estos momentos te tiene jalándote los cabellos, impaciente, mal humorado, preocupado, asustado, alarmado. Pero quiero FELICITARTE, porque así estuve yo también, es normal, y sabes porqué ocurre ésto? porque eres una Gran Madre o un Gran Padre, bienvenida(o) a esta hermosa faceta de ser padres, es el mejor y maravilloso camino que has escogido para experimentar un gran aprendizaje lleno de diversas experiencias que jamás acabaran, puesto que seguirás siendo su madre o padre hasta la eternidad (tal vez te saque un poquito de lagrimas o te llegue al corazón); si estas aquí es a causa de que quieres SER mejor cada día y hacer lo que este a tu alcance; así que tranquilo, es parte de esta experiencia que decidimos emprender y vivir, por eso es mejor que empieces a DISFRUTARLA al máximo porque fue tu decisión o es culpa de DIOS que te metió en este paquete, por tanto, sea lo que sea de que sirve hacer lo contrario, estarías perdiendo un tiempo invaluable, irrecuperable o perdiendo tu tiempo en vanidades e idioteces de la vida.

mama loca

Sin embargo, el objetivo principal de este tema es centrarte y hacer hincapié en el término FRUSTRACIÓN, de manera que al reconocer que estas acciones y comportamientos manifestados por tus hijos o esos niños(as) se deben a ese famoso elemento, pues vengo a explicarte que eso forma parte de algo normal de la vida, esta inmerso dentro de nuestro proceso de adaptación y aprendizaje, gracias a ello pasarán a otra etapa de su vida mejor preparados, ya que se conocerán, aceptarán tal cual son. Tanto usted como Yo, somos padres, tíos, madrinas, padrinos, abuelas(os) u familiares, es por ello que debemos concientizar que todo niño(a) ante esas reacciones está expresándose, nos está “informando” “mostrando” que algo pasa allí dentro suyo (en lo interno, en lo emocional), dado que es una situación o experiencia que no comprende, que no sabe manejar. Así mismo, lo más cómico, complicado o contradictorio es que ciertamente tú estas experiencias tampoco las comprendes, entiendes, y no sabes como atacarla o enfrentarla; bueno, me refiero específicamente a las personas o padres primerizos, que en su mayoría son los que buscan ayuda, así como lo hice yo en mi oportunidad, dado que nos enfrentamos con múltiples preguntas, dudas e inseguridades.

Ahora bien, vamos a centrarnos en el tema primordial, ¿Que es la FRUSTRACIÖN?. Desde mi experiencia y conocimiento aprendí que estas vivencias están implícitas dentro de lo que debemos aprender a manejar para adaptarnos a la palabra “NO”; es decir, a que no todo es color de rosa, que no todo es y debe ser “como queremos que sea”, por razón de que todo es un proceso de “ACEPTACIÓN”, PACIENCIA, ESPERA, CALMA, entre muchas otras. Ante este nivel de consciencia, el niño(a) aprende a desarrollar y manejar el “NO”; y más tarde, entenderá que en adelante y en diversas oportunidades vendrá el “SI”, eso que “queríamos” se convertirá en un deseo materializado porque será desde la consciencia, la madurez, y no desde la rabia o emocionalismo desbocado. En otras palabras, nuestros niños(as), hijos, en esa etapa vivida identificarán y aprenderán a conocer sus emociones y sensaciones, para luego poder canalizarlas y controlarlas ante un “NO” como respuesta, lo que finalmente se traducirá en un manejo de la FRUSTRACIÖN, para que de manera fluida, tranquila, relajada y armoniosa, sigan adelante y pasen la página sin engancharse, o puedan superar cualquier momento, circunstancia o situación que se le presente y que para él o ella sienta o perciba como desagradable, molesta, injusta, incomoda, perturbador u cualquier otro. Enseñar a tus hijos, a cualquier niño(a) ha conocerse emocionalmente es esencial, importantísimo, esto para formar un carácter atenúe, para que a futuro pueda convertirse en una persona con una inteligencia emocional que le servirá para, relacionarse mejor con otras personas, destacarse y enfrentar diversas situaciones y alcanzar el éxito en la vida.

Les dejo una reflexión que encontré y me agradó: “Pero si tengo frustración es porque soy un soberbio que no acepto mis límites. Resulta curioso que nos pasemos la vida repitiendo que el kendo no va de ser el mejor, o que la competición no lo es todo, para luego competir constantemente con nosotros mismos. Y encima vamos y perdemos”… Continuará…

Atentamente, su servidora Osmely Ramírez orgullosa de ser madre y disfrutando al máximo de esta espectacular experiencia…Espero estén atentos a la Parte 2 de este Post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s